Familias por los ODS

Macrogranjas Sí Macrogranjas No
¿Esa es la cuestión?

El tema de las macrogranjas está siendo un poco conflictivo y ha dado mucho que hablar en estos últimos meses en España.

Todo viene por la polémica que se generó a partir de las declaraciones del Ministro de Consumo, Alberto Garzón en las que dijo que «las macrogranjas no son sostenibles para el medio ambiente y que este tipo de instalaciones se aprovechan de la España vaciada para ubicar sus macrogranjas y contaminar sus entornos exportando carne de mala calidad a través de animales maltratados».

Hay mucho desconocimiento con este tema tan delicado y por eso quiero hablar sobre ello en este blog, para intentar acercar un tema tan árido y lejano a nuestro día a día y qué podamos tener una opinión más crítica y tomar decisiones consecuentes con respecto a este tema.

Lo primero que vamos a hacer es definir de una vez por todas lo que son este tipo de instalaciones intensivas.

¿Qué es una macrogranja?

Lo siento pero a día de hoy en España no existe un término para poder definir de forma clara lo que es una macrogranja. Pero lo normal es pensar en un tipo de explotación ganadera de dimensiones industriales dónde se aplican modelos de gestión intensivos.

Por otro lado, tenemos otro termino que surge a confusión pero en en este caso sí que se puede definir, este termino es: la ganadería intensiva.

¿Qué es la ganadería intensiva?

Es aquel lugar dónde los animales se alimentan únicamente de pienso y viven confinados en naves industriales sin poder ver casi ni la luz del sol ni mucho menos pastar en el campo. Sus casas son jaulas donde lo normal es que no tengan espacio ni para tumbarse a dormir.

Definidos estos términos quiero enseñaros cómo es el día a día de un animal en una macrogranja.

¿Cómo vive un animal en un macrogranja?

Podemos hablar de las condiciones de todos los animales que viven en una granja industrial, pero más o menos todos están en las mismas condiciones. Hoy vamos a centrarnos en cómo es el día a día de un cerdo de cebado y una cerda de parida, ya que este tipo de carne es una de las que más consumimos en este país y de las que más se exporta.

Cerda de parida:

Cada cerda es encerrada en una jaula individual de gestación de unos 60 cm. En esta va a ser inseminada de manera artificial y no podrá casi moverse durante cuatro semanas.

Una vez pasado este periodo de tiempo, la cerda se traslada a una jaula de paridera de unos 2,4 m. Aquí da a luz aproximadamente a unos 10 o 12 lechones que permanecen con su madre confinados durante cinco semanas hasta que se pueden destetar y la madre vuelve a la jaula gestacional. Este proceso se repite unas dos veces al año y justo tres años después, la cerda de parida se sacrifica.

Cerdo de cebado:

Los lechones una vez destetados de la madre, se trasladan a otro recinto y se engordan hasta los 120 kilos, en un periodo de tiempo de 6 meses. Una vez que alcanza esta cifra de peso, son sacrificados. Teniendo una esperanza de vida muy corta ya que en condiciones normales de libertad, un cerdo puede vivir unos 15 años.

Hasta 30 cerdos pueden vivir confinados mientras son engordados con pienso (unos cinco kilos por semana). Según el Ministerio de Agricultura, aproximadamente el 10% de los cerdos no soportan estas condiciones de vida y mueren.

A continuación, dejo un vídeo realizado por Greenpeace y La Vanguardia. Contiene imágenes muy sensibles, pero en él se puede ver cómo son las condiciones de vida en una macrogranja:

A parte del maltrato animal que generan este tipo de explotaciones, otro de los principales problemas son los impactos que causan en sus entornos cercanos.

¿Cómo afecta una macrogranja en un entorno?

Principalmente a la contaminación del suelo, ya que todos los desechos y residuos que se generan en la macrogranjas son acumulados en distintas balsas cercanas. Estas balsas son fuentes de óxido nitroso, metano y amoniaco que van directamente a la atmósfera. Los nitratos también se filtran en el suelo afectando directamente a los acuíferos y contaminando las aguas de los pozos y embalses.

Por otro lado los desechos también son utilizados como abono para las tierras, provocando que en su exceso extremo también se contaminen el suelo y se filtren los nitratos en los acuíferos.

¿Quiénes son los primeros afectados de esto?

Todas las personas que viven cerca de este tipo de granjas. Ya que ven cómo sus tierras y aguas quedan completamente contaminadas. Esto desmiente por completo el mito de que las macrogranjas son la solución para frenar la España vaciada. Según Ecologistas en Acción y su estudio Granjas Industriales y Despobladas, se ha demostrados que en los pueblos dónde se han instalado estas granjas, han perdido población consiguiendo justo el efecto contrario y no han crecido casi nada los puestos de trabajo al estar la gran parte de los trabajos automatizados.

Macrogranjas y la España vaciada

¿Cómo reducir la ingesta de carne?

Llegados a este punto ya sabemos que los extremos nunca son buenos y tenemos claro que las macrogranjas son instalaciones que afectan al medio ambiente y son las responsables de gran parte de las emisiones que se generan a la atmósfera, usar la tierra de manera intensiva, contaminar el agua y llevar a los animales al extremo teniendo unas condiciones de vida pésimas.

A parte, los humanos tenemos el 100% de la responsabilidad de todo esto, ya que consumimos más carne de la que realmente necesitamos y por eso tienen cabida este tipo de explotaciones ganaderas en pleno siglo XXI.

Por lo tanto, en esta parte final del blog quiero dejar algunos consejos para que reduzcas tu ingesta de carne. Esto no quiere decir que dejes de comer de manera radical. Simplemente con reducir estarás ayudando muchísimo dejar un planeta mejor.

Algunos consejos:

  • Intenta no comer nada de carne al menos dos días a la semana.
  • Busca sustitutivos en la proteína vegetal: Aumenta el consumo de lentejas, garbanzos, quinoa, tofu, hongos, avena, brócoli… Te sorprenderás de la cantidad de recetas súper sabrosas que hay con estos ingredientes.
  • Prueba la carne vegetal: Hay muchas opciones y a cuál más rica, te invito a que empieces a investigar por estas: Heura, tempeh, soja texturizada, seitán, etc.
  • Busca productos ecológicos, de temporada y libres de maltrato animal: De primeras puede parecer caro, pero tampoco tienes que basar toda tu cesta de la compra en estos productos. Simplemente con incluir alguno ayudas mucho tanto al comercio local, como al bienestar animal y al medio ambiente. A parte incentivas las explotaciones ganaderas que sí tienen a los animales en buenas condiciones.
  • Comparte tu experiencia: Puedes encontrar aplicaciones como la de MyRealFood, donde ya hay una comunidad que comparte miles de recetas saludables, ricas y bajas en consumo de carne. Este tipo de aplicaciones te ayudarán a inspirarte y atreverte con nuevas recetas e ingredientes saludables.
Receta vegetariana

A modo de conclusión, no quiero dejar un mensaje de que la ganadería en general es mala y que tienes que hacerte vegetariano o vegetariana para salvar el planeta. Simplemente quiero haceros reflexionar sobre la dieta que tenemos donde abusamos de la carne y todo lo que conlleva este hábito.

Está claro que tenemos que bajar nuestro ritmo de consumo por el bienestar animal y por el paneta. Pero ya habéis visto que hoy en día reducir la ingesta de carne es muy fácil al haber gran cantidad de productos sustitutivos e información relacionada con este tema.

Por eso te invito a que pruebes algunos de los consejos de los de arriba y comentes tu experiencia. Por supuesto si sabes o conoces otros productos o recetas no dudes en compartirlas.

Por último, si te interesan este tipo de posts nuestro Diario ODS es tu lugar.

#beODS #FamiliasporlosODS

Jose Varón
Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Guadalupe Díaz Navarro.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a AgenciaYellow.es. https://www.agenciayellow.es/politica.pdf que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Thumbnail

Previous Post
Contaminación del...

Thumbnail

Next Post
5 trucos para...

La web Familias por los ODS utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón de Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad